martes, 28 de mayo de 2013

Momento difícil: un médico admitiendo que él también se equivoca

Y es que al fin y al cabo, todos somos humanos.

Nadie es perfecto, aun aquellos que tienen en sus manos las vidas de otros seres imperfectos.

En este video conmovedor, se refleja la valentía de un médico que admite sus errores, que no terminan en un despido del trabajo, o en una mala nota, sino en la pérdida de vidas humanas.

Muchas veces en el fondo creemos que son los médicos los que estudian la carrera más difícil, los que se queman las pestañas más años y que son por ello mejor pagados. Pero así también, muchas veces obviamos la gran tarea que dejamos en sus manos, y como todo ser humano, está en ellos equivocarse y aprender de sus errores.
Solo que estos errores, pueden ser irremediables y tan fatales como desencadenar la muerte.

"Desde que nacemos estamos condenados a morir" - y es cierto, pero más allá de ello, estamos condenados a una fugaz existencia que puede acabar en cualquier momento. Y nacemos humanos, imperfectos, incompletos, nos pasamos el resto de la vida buscando algo que nos llene, buscamos a Dios, buscamos una profesión que no solo nos de dinero, sino que colabore con la sociedad. Y esa es la labor de muchos médicos, que como Brian Goldman buscan hacer un bien.

¿Pero quién no se ha equivocado a lo largo de su carrera? Quién no hizo una mala inversión y perdió millones de dólares para su empresa y fue ¿despedido, quizás?

Para un médico, y esto lo he escuchado por primera vez, escuchar las palabras: "Se acuerda usted..." de tal persona, y que le comuniquen que ese paciente que apenas parecía recuperarse hace unas horas, ahora está al borde de la muerte y tristemente, en algunas ocasiones llegue a caer a ese eterno abismo funeral es lo peor que le puede pasar. Más triste aun esto no pasará solo una vez, sino que muchas. Porque la carrera de un médico que comete errores sin mala intención nunca acaba, se extiende, y estos "pequeños errores" no salen a la luz, se culpa al organismo de cada ser humano y se dice que no se sabe cómo puede reaccionar.
Pese a ello, es el médico quién finalmente convence a la familia para no ser denunciado con estas excusas. Pero ahí no acaba todo.

Queda la esa soledad inmensa que recae en el médico, pues siente el rechazo de sus compañeros. Se siente aislado. 

"Porque no se trata de que el médico haga algo mal, sino que el médico es MALO"


Frente a estos errores tontos, pero garrafales, como todo error en la vida, el médico logra sobreponerse. Pasan los meses. El médico se siente mejor. Y vuelve a equivocarse. Una vida más perdida.


"24000 mil canadienses mueren anualmente por errores evitables. En EEUU, mueren 100000"


video



Los errores:


Son omnipresentes. Siempre están ahí. Es fácil escuchar a otros hablar de los errores del resto, pero ¿hablar de tus propios errores? Más difícil aún de errores que cuestan vidas. 

Este doctor tuvo la valentía  de hacer frente a esta audiencia de TED, no solamente para decir que es humano y se equivoca, no solo para aclarar que los médicos no son perfectos pese a conocer cada libro de anatomía de memoria.

Él vino a dar un mensaje mucho más intenso. Que a pesar que siempre nos equivoquemos, y pidiendo perdón por eso (es como pedir perdón por ser humanos, razonables, pero asimismo equivocarnos. Es que olvidamos que somos humanos incompletos e imperfectos), hay algo que podemos hacer y esto es desentrañar el problema como debe ser. Crear un sistema donde médicos, más allá de seguir escondiendo sus errores y haciéndole creer al mundo que "son perfectos", compartan sus errores, sus historias, y gritar fuerte con toda la impotencia que los invade cuando se equivocan:


"MIREN! no cometan el mismo error"


Necesitamos una cultura médica redefinida. Esforzarnos por aprender de los sucedido, no volver a cometer el mismo burdo error y ser recompensados por ello. 



2 comentarios: